¿Trabajo seguro?

La llegada de la moneda única nos adentra en un cambio de hábitos para algunos difíciles de superar, al mismo tiempo que invita a reflexionar sobre el dinero en como lo ganamos y en como lo usamos.

A menudo me he preguntado si el colegio prepara para el mundo real. -Estudia mucho, obtén buenas notas y cuando seas mayor encontrarás un empleo bien renumerado, al menos eso acostumbraban a repetir mis padres. La meta familiar era intentar llegar a la universidad y estudiar una carrera con posibilidades de obtener unos buenos ingresos. Pero a medida que fui creciendo empecé a darme cuenta que si el objetivo era obtener un alto nivel de ingresos, nunca los obtendría mientras fuese empleado de alguien.

Las personas vivimos de acuerdo a nuestras posibilidades, y habitualmente las posibilidades se reducen a dos: trabajar y pagar facturas. Por otro lado, desde el punto de vista de la empresa parece que los empleados deben trabajar mucho para no ser despedidos, mientras las empresas pagan apenas lo suficiente, como para que los empleados no renuncien. El resultado final es que el empleado trabajará arduamente, pero difícilmente obtendrá una posición económica importante.

La vieja opción: “ten un trabajo seguro”, parte de un hábito cultural que continua hoy día vigente en muchos lugares, aunque no ha probado ser muy útil. Los nuevos tiempos marcan una nueva dinámica. Lo importante no es un empleo seguro sino obtener un trabajo en el que se pueda aprender habilidades y capacitaciones tangibles o intangibles que sean útiles en el futuro, como son por ejemplo la flexibilidad, la visión de futuras oportunidades o las estrategias productivas que permitan despertar o incrementar el genio financiero que todos llevamos dentro.

Actualmente la finalidad no es obtener un trabajo seguro sino el formarte para poder crear tu propio negocio, de esta forma no dependerás de las decisiones erróneas de nadie, que pueden llevarte a perder tu seguridad y si eres un buen gestor tienes más posibilidades de generar riqueza en tu vida.

El trabajo seguro está en extinción. Se viven tiempos de abundancia, pero como todo es cíclico, cuando llegue la escasez tenemos que estar preparado. Uno de los mejores consejos que he recibido fue: No trabajes nunca para nadie y no serás  esclavo de las decisiones de nadie.


Frederic Solergibert Sorni

Licenciado en Filosofía y Letras por la Universidad de Barcelona. Psicoterapeuta y Consultor. Autor de "Lo que no se ve" y Bajo el árbol amigo" libros publicados en España por Ediciones Urano.

Consultor en Astrología Psicológica. Consultas en Madrid, Barcelona y Gran Canaria.

Puedes concertar una cita al teléfono 932 071 003

 

Para cualquier pregunta puede ponerse en contacto a través de la siguiente dirección: frederic@servisalud.com