Noticias: Relatos

  • 25/05/2012 - 11:58
    Un derviche humilde y silencioso solía concurrir todas las semanas a las comidas que ofrecía un hombre culto y generoso. Tales reuniones eran conocidas como Asamblea de los Cultos. El derviche jamás intervenía en la conversación. Después de entrar, estrechaba las manos a cada uno de los presentes, se sentaba en un rincón y comía lo que se servía. Terminada la reunión se ponía de pie, decía unas pocas palabras de...
  • 06/03/2012 - 12:54
      Un joven le pregunto al sabio, ¿Qué debo hacer para no enojarme? Algunas personas hablan demasiado, otras son ignorantes, algunas son indiferentes, siento odio por aquellas que son mentirosas y sufro con aquellas que me calumnias. -¿Vive como las flores! Advirtió el maestro. -¿Y cómo vivir como las flores? Preguntó el discípulo? -Mira con atención esas flores, -continuo el sabio anciano, señalando unos lirios que crec...
  • 17/01/2012 - 15:23
    Los ángeles me comunicaron que cuando falleció Melanchton le fue suministrada en el otro mundo una casa ilusoriamente igual a la que había tenido en la tierra. (A casi todos los recién venidos a la eternidad les ocurre lo mismo y por eso creen que no han muerto.) Los objetos domésticos eran iguales: la mesa, el escritorio con sus cajones, la biblioteca. En cuanto Melanchton se despertó en ese domicilio, reanudó sus tareas literarias como si no fuera un cad...
  • 02/12/2011 - 02:54
    En Nochebuena, un niño miró fijamente a Santa y le dijo: -Quiero saber tu secreto. Le susurro al oído: "-Cómo lo haces, año tras año? -"Quiero saber cómo, mientras viajas dejando regalos aquí y allá, nunca se terminan. -¿Cómo es, querido Santa, que en tu saco de regalos hay suficientes para todas las niñas y niños del mundo? -Siempre está lleno, nunca se vacía mientras vas de chimenea en...
  • 06/11/2011 - 00:00
    Había una vez un niño enfermo llamado Juan. Tenía una grave y rara enfermedad, y todos los médicos aseguraban que no viviría mucho, aunque tampoco sabían decir cuánto. Pasaba largos días en el hospital, entristecido por no saber qué iba a pasar, hasta que un payaso que pasaba por allí y comprobó su tristeza se acercó a decirle: - ¿Cómo se te ocurre estar así parado? ¿No te hablaron del...
  • 11/09/2011 - 12:15
      Era una abeja llena de alegría y vitalidad. En cierta ocasión, volando de flor en flor y embriagada por el néctar, se fue alejando imprudentemente de su colmena más de lo aconsejable, y cuando se dio cuenta ya se había hecho de noche. Justo cuando el sol se estaba ocultando, se hallaba ella deleitándose con el dulce néctar de un loto. Al hacerse la oscuridad, el loto se plegó sobre sí mismo y se cerró, quedando la abeja...
  • 30/05/2011 - 15:38
    Era un sabio estudioso del Vedanta, antigua doctrina de la India, que afirma que la unidad se manifiesta como diversidad. Estaba hablando a sus discípulos sobre el Ser Supremo y el ser individual, explicándoles que son lo mismo. Cuando declaró:  --Del mismo modo que el Ser Supremo existe dentro de sí mismo, también existe dentro de cada uno de nosotros. Uno de los discípulos replicó: --Pero, maestro, ¿cómo nosotros podemos ser como...
  • 05/05/2011 - 23:45
    Hubo una vez un rey que dijo a los sabios de la corte: - Me estoy fabricando un precioso anillo. He conseguido uno de los mejores diamantes posibles. Quiero guardar oculto dentro del anillo algún mensaje que pueda ayudarme en momentos de desesperación total, y que ayude a mis herederos, y a los herederos de mis herederos, para siempre. Tiene que ser un mensaje pequeño, de manera que quepa debajo del diamante del anillo. Todos quienes escucharon eran sabios, grandes eruditos; podr...
  • 14/04/2011 - 18:08
    En un lujoso palacio vivía un Brahman, gobernador de una región y dueño de un maravilloso perro. El animal era corpulento, fiero y de temperamento orgulloso. No era difícil que se enfrentara a otros perros, por lo que casi siempre lo paseaban atado con una correa. Perro y amo eran caracteres jactanciosos merecedores el uno del otro. Cada vez que el perro se encontraba con otro can, empezaba a tirar de la correa con todas sus fuerzas. Su amo, sin dejar de sujetarlo con...
  • 02/03/2011 - 13:23
    No sé como piensas, no sé qué piensas, no sé si piensas. Pero este pequeño cuento de Gabriel García Marquez, te hará pensar. Un científico que vivía preocupado con los problemas del mundo estaba resuelto a encontrar los medios para aminorarlos. Pasaba días en su laboratorio en busca de respuestas para sus dudas. Cierto día su hijo de 7 años invadió su santuario decidido a ayudarlo a trabajar. El cientí...