Aura Soma

La gran enfermedad es no saber el lugar que ocupamos en esta vida, ni el sentido que ésta tiene. De ahí vienen las resistencias, las tensiones y los síntomas físicos. Estas palabras sirven de preámbulo para adentrarnos en esta terapia de vanguardia basada en el lenguaje universal del color. Los frascos de colores son un reflejo del proceso que se está viviendo, dándonos la oportunidad de enfrentar cualquier situación de forma más y armoniosa, ayudándonos a mantener una conexión más profunda con el Universo.

En sí, Aura-Soma trabaja con el reino de la luz y del color. Aura significa el campo electromagnético que está alrededor de nuestro cuerpo físico, y soma viene del griego y significa cuerpo. Por lo tanto, Aura-Soma es una terapia basada en los colores reflejados en nuestra aura. Es la sanación del cuerpo, la mente y el espíritu en forma integral.

Cada color tiene una frecuencia de vibraciones. Al aplicar los colores en la terapia, se logra cambiar la frecuencia del aura o de los chakras que no están bien sintonizados. De esta forma, la persona podrá atraer mejores cosas a su vida y podrá emitir una mejor energía y recibir una energía más pura.

Aura-Soma nació en Inglaterra en 1984. Fue creada por Vicky Wall, una mujer que, a pesar de ser ciega, fue guiada a desarrollar esta milenaria sabiduría de los colores de esta manera. La terapia tiene como objetivo despertar la conciencia del paciente sobre quién es, cuál es su misión, cuáles son sus desafíos, y qué proyecta para su vida. Su enfoque principal es el autoconocimiento y abre las puertas hacia la conciencia y la sanación holística. 

Existen actualmente 104 frascos o botellas de cristal que contienen esencias hechas con energías de plantas, cristales y minerales, mezcladas en aceite y agua con colores brillantes. Cada frasco tiene dos colores diferentes, así como un nombre y un tema. El consultante, entonces, tiene la oportunidad de elegir cuatro frascos, que van a ser interpretados por el terapeuta basándose principalmente en la lectura de los colores que éstos tengan. De acuerdo con los colores y las esencias, el terapeuta interpreta lo que le sucede al consultante. 

Según el principio de Aura Soma nosotros somos los colores que elegimos. Al elegir los cuatro frasquitos, éstos funcionan como un espejo y permiten que el consultante se vea a sí mismo.

Según la prioridad asignada por la persona, cada frasco es colocado en diferentes posiciones; por lo que cada posición también revela un significado especial. Por ejemplo, un frasco en primera posición entrega información sobre el sentido y la finalidad de la vida. Un frasco en segunda posición nos habla de los problemas más importantes y las enseñanzas que tenemos que aprender de éstos. Un frasco en la tercera posición otorga información acerca del presente y de procesos actuales. Finalmente, un frasco en la cuarta posición habla sobre las probabilidades de nuestra vida en su dimensión mental, emocional y física.

Adicionalmente a la referencia de los colores, cada frasco tiene un número y una correspondencia con otros oráculos, como la Cábala, la Astrología, el Tarot, la Numerología, la Cromoterapia y el I Ching. Con esto, se puede interpretar el proceso que está viviendo la persona en ese momento, y así proporcionar una mejor dirección y orientación. Paralelos a los frascos que se eligen durante la terapia, existen los pomanders y las quintaesencias, que son una mezcla de cuatro esencias. Estos fueron diseñados como un complemento de los frascos y pueden ser utilizados por la persona en el aura después de la consulta para protección y sanación de los cuerpos sutiles.

Después de haber realizado una consulta de Aura-Soma, el tratamiento es relativamente sencillo, ya que la terapia es básicamente la concienciación mediante frascos de colores. La utilización de la combinación de los frascos con los pomanders y las quintaesencias es diferente según la persona y su proceso. Básicamente, se aplica la esencia del frasco recomendado en el cuerpo, específicamente en el chakra indicado. Esto es para sintonizar la frecuencia de vibraciones de ese centro energético hacia una vibración más adecuada para la persona. Vicky Wall comparaba el cuerpo humano con un televisor. Ella decía que si el cuerpo no estaba bien conectado, no iba a funcionar, porque no estaba sintonizado. De la misma manera, cuando nosotros y nuestros centros energéticos no están bien sintonizados con la existencia, los resultados en nuestras vidas lo reflejan.

El estar bien sintonizado con el Universo nos permite funcionar sin problemas. Nos ayuda a evitar la atracción de tanta cosa negativa, y vivir sin tantos obstáculos. Increíblemente, todo lo que sucede a nuestro alrededor es un reflejo directo de lo que está sucediendo dentro de nosotros mismos. Por esto, es tan importante que la persona logre una comprensión profunda de su proceso, porque sólo así podrá llevar a cabo los cambios necesarios para mejorar su calidad de vida en todos los niveles. Hace algunos años, se realizó una variedad de experimentos con radiónica, con la que midieron la radiación y frecuencia del cuerpo, y también con fotografías Kirlian. Con estos estudios, pudieron medir realmente de qué manera los colores de las esencias y la energías de los frascos influenciaban directamente la longitud de ondas en el aura de las personas.

Muchas veces, nos encontramos en una encrucijada, o estamos dudosos en cuanto a nuestras vidas. La terapia está enfocada a ayudar a que la persona pueda desbloquearse. Los frascos son un espejo del alma y dan la oportunidad de verse a sí mismo de una forma verdadera, lo cual nos ayuda a tomar conciencia del proceso que se está viviendo, así como de los desafíos que se están enfrentando. El objetivo siempre es ayudar a que las personas aprendan a vivir consigo mismas en mayor armonía, con plena felicidad, alegría, y placer. 

Aura-Soma tiene dos tipos de efectos, el primero es directamente durante la consulta de alrededor de una hora y media; ya que, además de la lectura de colores, también se realiza numerología personal basándome en la fecha de nacimiento, en el número de los frascos elegidos, las cartas del tarot y de Aura-Soma. Todo esto ayuda a que la persona obtenga mucha mayor claridad sobre sí misma, sobre el proceso que está viviendo, y lo que quiere proyectar para su vida, su propósito. Al final de la terapia, la persona toma conciencia de lo que necesita para ser feliz y estar en armonía con los demás. 

El segundo efecto es cuando la persona aplica el Aura-Soma a su vida cotidiana. Después de la consulta, la persona utiliza los productos indicados por el terapeuta para realizar el tratamiento. En la práctica, cuando las personas utilizan las botellas, además de ayudar a sanar el chacra más débil que fue identificado en la consulta, el frasco también les ayuda a tomar mayor conciencia de lo que necesitan cambiar en su vida, en términos de hábitos, actitudes y costumbres. Esto es un gran apoyo en el proceso de cambio y de purificación, y es esencial para una transformación positiva.

Aura Soma facilita una gran purificación de las energías del aura, logrando el consultante una claridad extraordinaria, desarrollando una mejor visión de las cosas. La sutileza de los colores y la magia de las fragancias son una combinación poderosa, pues trabajan con los cuerpos más elevados en el ser humano, proporcionando paz y realización a nuestra vida.

 

Salud y Desarrollo Personal organiza poderosos cursos orientados a promover el  desarrollo personal, profesional y espiritual en diferentes ciudades de España.

También disponemos de área terapéutica con Acupuntura, Homeopatía, Medicina Floral, Psicoterapia y Astrología Psicológica.

Información: (34) 932 071 003  info@servisalud.com