Banda ancha, mente estrecha

Toda banda ancha es inutil si la mente es estrecha.

En tiempos de incesante desarrollo tecnológico y revolucionario; en la era de la velocidad de la información, y de la conectividad en tiempo real con el mundo entero, es necesario detenerse a reflexionar. Pensar si todo eso, está realmente siendo utilizado en favor del desarrollo humano, o es apenas una distracción más,orientada a hacernos más manejables.

Sí, pues, si poco o nada la “banda ancha” nos enriquece como seres humanos, en lo que respecta a nuestro progreso o a un mejor comportamiento, ¿de que nos sirve? ¿De qué nos sirve tener facilidad en el acceso a la información, si no sabemos qué hacer con ella? ¿De qué sirve saber de tantas y tantas cosas, si no sabemos seleccionar lo que queremos y lo que no queremos para nosotros? Toda banda ancha es inútil, si la mente es estrecha.

La mente estrecha es la que se pierde en medio de tantas posibilidades, es aquella que sin saber para donde ir, naufraga en vez de navegar por la Web. Gasta su tiempo anhelando saber de la vida de los otros, curiosea sobre lo que ocurrió aquí o allí, inaugurando, de ese modo, una nueva forma de voyeurismoy chisme. Apenas eso.

La mente estrecha lee, mas no piensa sobre lo que leyó, no emite opinión, apenas acepta. La mente estrecha prefiere el contacto virtualde los perfiles, aunque raramente sean sinceros, en vez de la conversación cara a cara, sin barreras, sin máscaras.

La tecnología está a nuestra disposición para ayudarnos. Es el conocimiento intelectual engendrando el progreso moral, propiciando el adelantamiento del ser humano, y no su alineación. La llamada informaciónnunca fue tan fácil y abundante, es cierto, ¿mas será, por sí sola, suficiente?

La torre de Babel es mencionada en el libro bíblico del Génesis como una enorme torre, construida por los descendientes de Noé, con la finalidad de tocar los cielos. Dios, supuestamente molesto por el atrevimiento humano, hizo con que todos los trabajadores de la obra hablaran en idiomas distintos, para que no pudieran entenderse entre ellos. De esa forma, cuando uno pedía un ladrillo el otro le entregaba barro; y así ocurrió hasta que el desentendimiento general hizo con que todos se separasen.

Según el mito, esta historia explicaría el origen de los diferentes idiomas. Pero todo mito contiene informaciones, que muchas veces nos ayudan a comprender la realidad de una época y sirven de reflexiones para la actualidad, como en este caso. La red, la torre de Babel de nuestra época, debe servir para ir más allá de las pequeñas diferencias que nos separan, percibiendo las grandes afinidades que nos unen a todos. Haciéndonos crecer en esencia, humildad y fraternidad. Humildad que nos haga comprender que no somos dueños de una verdad inmutable, absoluta. Humildad que nos permita escuchar la opinión del otro y darle consideración, reflexionar acerca de ella, antes de posicionarnosdecididamente en contra.

¿Qué cambió en nosotros, las habilidades tecnológicas de la nueva era? ¿Nos está haciendo mejores? ¿Más humanos? ¿Más dispuestos a la cooperación sincera, a la solidaridad? Para algunos indudablemente es así. Son los de mente ancha y amplio corazón.

Las comunidades en la red deben servir para unir a personas de todo el mundo, para mantener lazos de amistad, de colaboración. Para llevar consuelo, apoyo, cariño o alegría a tantas y tantas personas que lo necesitan. Son muchos los ejemplos de cómo los avances intelectuales puede ser bien utilizados en favor del desarrollo humano. Seamos nosotros los de mente ancha, aquellos que quieren y trabajan por el bien común, de las más diferentes formas posibles, y que se valen de este instrumento, para vivir el amor. Conocimiento y sentimiento uniéndose, se armonizan en la sabiduría, que es la conquista que el ser humano ha de alcanzar.


 Salud y Desarrollo Personal organiza poderosos cursos orientados a promover el  desarrollo personal, profesional y espiritual en diferentes ciudades de España.

También disponemos de área terapéutica con Acupuntura, Homeopatía, Medicina Floral, Psicoterapia y Astrología Psicológica.

Información (34) 932 071 003