Creando buen Feng Shui.

El interior de cualquier edificio, comercio o vivienda pueda afectar a las personas que viven y trabajan en él. Salud, prosperidad y relaciones se ven influencias por la relación que establecemos con los lugares que nos rodean. Nosotros influimos a todo lo que nos rodea y nos vemos influenciados por nuestro entorno. ¿Quiere hacer una prueba? Simplemente cierre los ojos e imagínese viviendo en su lugar perfecto. ¿Se ve sintiéndose y actuando como lo hace ahora? ¿Un cambio de entorno podría hacer que su vida sea mejor? Esa es la base de Feng Shui Esencial. Ser conscientes que lo que nos rodea puede hacer que nuestras actividades se realicen con mayor o menor facilidad, con mayor o menor éxito. No solo las personas, sino también los objetos y lugares nos dificultan o apoyan en nuestros logros. Poder crear un lugar tranquilo y seguro donde poder realizar todas nuestras potencialidades personales precisa tener en cuenta múltiples elementos que deben combinarse en las proporciones adecuadas. Estos elementos y sus combinaciones han sido estudiados y practicados por el Feng Shui durante los últimos 3.000 años dentro y fuera de China, su lugar de origen.

Feng Shui es una ciencia y un arte que requiere un cuidadoso estudio, más allá de la aplicación mecánica de las reglas y soluciones de manual. Y que enlace directamente con el sentido común y los gestos instintivos que producen armonía. ¡Probablemente está aplicando sin saberlo algún principio de equilibrio en su casa que el Feng Shui recomendaría. Pero, también es casi seguro que está desperdiciando oportunidades por desconocer al menos los principios básicos de este arte. Y aprender a reconocer y modificar esta influencia con Feng Shui Esencial es sencillo.

LA FORMA DEL ESPACIO

En Feng Shui Esencial la forma de la casa, despacho o negocio es el primer factor a tener en cuenta. La forma debe ser equilibrada y regular. Una casa está equilibrada si no tiene un forma irregular. Forma irregular refiere a espacios en forma de L o U, triangulares, cuando secciones del espacio están separados del resto o cuando surgen en exceso de la forma principal. También es importante la ausencia de superficies ásperas o cortantes, demasiado agudas. Una casa con una superficie uniforme, sin grandes cortes, permite que las actividades se realicen de forma fácil, sin obstáculos. Mientras más fácil sea moverse a través del espacio, más productiva será la actividad que se realice en él. Si se desea reducir la actividad, como por ejemplo en un lugar de descanso, debe procurarse que el movimiento se vea retenido de forma natural.

Y recuerde que su casa también se ve influida por lo que la rodea. ¿Cuáles son las vistas desde tu habitación o lugar de trabajo? Es conveniente evitar vivir o trabajar frente a edificios o elementos que apunten directamente hacia usted. Si no le es posible evitarlo debe intentar poner los medios para neutralizar a través de los remedios Feng Shui con los efectos alteradores que sobre su actividad suponen el exceso de energía que esos "dedos acusadores" conducen de una forma continuada hacia usted.

Espacio y materiales, formas y colores, todos combinados producen efectos que podemos usar en nuestro provecho para mejorar la actividad, para un descanso más profundo, para una mente más clara, para unas mejores relaciones. ¿No hay nada que desee potenciar o mejorar en su vida? Con toda probabilidad Feng Shui Esencial le puede ayudar a lograrlo. ¿Quiere probar?


Ángel García

Consultor en Feng Shui Esencial,  graduado por la Western School of Feng Shui de Estados Unidos y director de la Escuela Europea de Feng Shui. Realiza consultas en presencia o a distancia sobre plano en toda España. Cabe destacar que Ángel García ha realizado proyectos de Feng Shui para las principales empresas de nuestro país.

Ángel García atiende consultas en toda España. Puedes concertar una cita al teléfono 932 071 003