Crisis profesional.

Estimado Frederic:

Estoy pasando por un mal momento, por un lado el dengue se apoderó de mí y cuando me recuperé, me caí y como consecuencia he tenido una pierna escayolada durante casi un mes. Suerte he tenido de tu libro, que me ha sido de gran ayuda. Ya lo he leído varias veces y siempre encuentro en él algún mensaje positivo y apropiado para lo que sucede en el momento. Ahora no tengo empleo, con el detalle de que ya tengo 48 años y lamentablemente en este país a estas edades se complica un poco la situación. Pero a pesar de ello fuí tan afortunada que conseguí uno, y aún cuando no era lo que yo esperaba económica ni laboralmente, era una opción y lo acepté. El día antes de comenzar a trabajar me caigo y tengo que estar en reposo, como consecuencia, perdí la oportunidad del empleo. En otro momento mi reacción hubiese sido de rabia, impotencia... etc. En cambio lo que hice fue preguntarme “el por qué, y “el qué debo aprender”. Como ves tu libro Lo que no se ve me está ayudado mucho.

Frederic, yo sé que a distancia es un poco complicado, pero me gustaría que me orientases. Tengo varios años trabajando con lo que es el desarrollo personal, sobre todo en la relación conmigo misma que es por donde se debe empezar. Hice un curso de Respuesta Espiritual el cual nunca terminé, porque nunca hicieron el segundo nivel. Además hice un curso de Tarot y me siento bien con el contacto y la conexión con las cartas. Yo no utilizo esta herramienta con otras personas para ganar dinero, hasta ahora lo he utilizado solo para canalizar mi energía y lograr esa apertura.

Los sueños y mensajes cada día son más frecuentes y para mi sorpresa, siempre sucede lo que sueño o veo. Por otro lado me gusta mucho todo lo que es sanación con las manos y varias personas que he consultado me dicen que tengo excelente energía en las manos para sanar. Me gustaría, si puedes, me orientes ya que tengo un dilema. A mí todo esto me gusta, lo disfruto y me hace sentir muy bien, además todas las personas que por una razón u otra me han visto me dicen que debo dedicarme a ello, pero por otro lado yo no me siento lo suficientemente preparada como para dedicarme y ganar dinero con ello, y como tú bien sabes en este mundo sin dinero no podemos hacer nada. Qué me sugieres, por dónde continúo en este camino. Bueno Frederic, discúlpame lo largo de mi carta y cuando buenamente puedas te agradezco me dediques un ratito. Recuerdo emocionada tus conferencias. Un abrazo, Adelina Muñoz, Venezuela

Apreciada Adelina 

Finalmente tengo un poco de tranquilidad para escribirte. En las últimas semanas he estado usando la mayor parte de mi tiempo en escribir mi próximo libro, el cual espero tener listo el próximo mes de diciembre. 

Referente a lo que me escribes debo comunicarte algo que sin duda ya debes conocer, pero que cuando llega el momento a todos nos es bueno escuchar. Como sabes muy bien, en la vida aunque su tendencia sea en la dirección al crecimiento, a veces se atraviesan momentos difíciles. Se pueden sentir claramente estos momentos cuando todo nos sale mal, cuando los imprevistos nos paralizan, cuando sentimos como con cada paso nos debilitamos, volviéndose cada vez más difícil caminar. Cuando esto sucede es una clara señal de que eventos, que a veces tienen que ver poco con nosotros, se entrecruzan en nuestro camino, interfiriendo y bloqueando nuestro natural crecimiento.

Optimísmo contra la crisis

Antiguamente cuando enfermábamos nos quedamos en casa curándonos. La mamá o alguien nos mimaba y cuando la enfermedad desaparecía aún quedaba la convalecencia. Uno o dos días de descanso reponiéndonos. A menudo reflexiono, si eran realmente las medicinas que curaban, o era el descanso y el amor recibido. Hoy en día los tiempos han cambiado y ya no hay tiempo para detenerse. Pero cuando llegan las dificultades, no hay más remedio que aplicar lo que la sabia naturaleza hace. Detenerse, parar toda actividad, descansar y permitir que las heridas del alma se sanen con el amor de los demás.

Adelina silencia tu mente, no te reproches ni permitas que el desánimo te asalte. Tómate un poco de tiempo para reponerse y emprender un camino diferente. La línea mental que seguías con seguridad conducía a un callejón sin salida. Si te permites tener un poco de tiempo, tu mente buscará otro camino. De hecho así parece haber sucedido puesto que ahora te estás planteando otras opciones laborales.

 

Es importantísimo que trates de buscar la forma de cubrir tus necesidades. Y aunque quizás en este momento no te sea posible seguir mi consejo, creo que tienes que prever que con los años aumentarán las dificultades para mantener una ocupación durante mucho tiempo. No es por ti, sino por el ritmo social. Si puedes ser tu propio gerente mucho mejor. Como te digo quizás esta no es la solución que puedas implementar en el  día de hoy, pero puede ser un objetivo para mañana. Considera: ¿Que tienes tú que ofrecer al mundo?

Referente a lo que me dices del Tarot o la Sanación, si realmente lo haces bien el futuro te lo dirá. Prueba y si cada vez viene más gente es señal que debes de proseguir. Mi consejo es: Si te gusta el tarot, lee, cobra un dinero, pero al mismo tiempo trata de cubrir tus necesidades a través de un trabajo. Así se evita mucho agobio, principalmente cuando los consultantes escasean. La actividad que elijas debe apasionarte de lo contrario no funcionará. ¿Cuanta gente realiza formaciones que luego no utiliza? Vive apasionadamente, goza de las cosas simples. Respeta y ama la vida.

Gracias por todo el amor que me expresas. Espero podarnos volver a vernos pronto. Recibe un fuerte abrazo


Frederic Solergibert Sorni

Licenciado en Filosofía y Letras por la Universidad de Barcelona. Psicoterapeuta y Consultor. Autor de "Lo que no se ve" y Bajo el árbol amigo" libros publicados en España por Ediciones Urano.

Consultor en Astrología Psicológica. Consultas en Madrid, Barcelona y Gran Canaria.

Puedes concertar una cita al teléfono (34) 932 071 003

Para cualquier pregunta puede ponerse en contacto a través de la siguiente dirección: frederic@servisalud.com