El acto de sanar a los demás

El estudio de los pases, del magnetismo, de las curas espirituales, despierta siempre mucha atención en aquellos que desean desarrollarse espiritualmente, viviendo en un ambiente en donde la bondad y el amor nos impulsa al servicio desinteresado hacía los demás.

 Lasanación es la ciencia de resolver nuestros problemas, enfermedades y dolencias, tanto físicas como psicológicas, desde su origen. El sanador, a través del movimiento de sus manos manipula los fluidos energéticos, restaurando el funcionamiento espiritual del paciente, para luego acercar sus manos a un determinado lugar del cuerpo de la persona que está recibiendo los pases. Con ello, las moléculas enfermas del paciente son sustituidas por moléculas saludables, impulsando el cambio de hábitos que crearon la enfermedad, y con ello la renovación moral del enfermo.

Sesión se Reequilibrio en Gran Canaria

El principio fundamental de la sanación es que la mente y el cuerpo están íntimamente relacionados. El Sistema Nervioso Central es el potente ordenador central que controla todas las funciones corporales: controla la motricidad, controla todas las modalidades sensitivas y controla todas las funciones viscerales. Además tiene unas funciones inherentes a sí mismo, como es la esfera de los pensamientos y la vida emocional. Es un hecho conocido, y de muy fácil demostración práctica, que los distintos tipos de sentimientos tienen repercusiones orgánicas. Por ejemplo, la rabia se manifiesta a través de las dolencias hepáticas, el miedo a través de los riñones o como las emociones no resueltas afectan al funcionamiento del estómago.

Sucede así, porque los sentimientos nos informan que algo está ocurriendo en el exterior, y es bueno y necesario que el cuerpo se prepare adecuadamente a la situación. Sí sentimos miedo, si sentimos rabia, si sentimos amor, si sentimos alegría. Todo ello es natural. Es algo que la naturaleza ha previsto para que podamos ir adaptándonos a las circunstancias cambiantes de la vida. El problema comienza con las emociones no resueltas, las cuales a través de sus constantes impulsos repetitivos cambian el flujo energético y terminan por enfermarnos.

El Reequilibrio Energético Integral trabaja con la causa del problema. El enfoque principal de esta técnica es en el campo energético, que es donde se originan y se almacenan la mayor parte de nuestros problemas. Todos tenemos un campo energético que incluye varias dimensiones. La medicina tradicional sólo atiende a la dimensión física; la psicología, la estructura psicológica; pero para el sanador es vital el conocimiento de los centros energéticos, los centros de concentración de energía íntimamente ligados al sistema nervioso. Al equilibrarlos crea una correcta distribución de energías impulsando así la sanación, incluso sin queel sanador no sepa antes cuál es el órgano o región del cuerpo enferma.

El desarrollo espiritual del sanador que realiza este trabajo,  también ejerce una influencia en el proceso de cura, puesto que los fluidos energéticos que canaliza siempre adquieren alguna característica de aquel que los manipula. El fluido espiritual o energía canalizada puede ser adulterada por la condición moral del sanador. Es por ello que el sanador debe hacer todo lo posible para desarrollarse espiritualmente, y de hecho, nuestro objetivo de trabajar en equipo cumple la función de promover el crecimiento espiritual del grupo, puesto que cuanto más puro sea el resultadofinal de la mezcla  sanador y energía canalizada, más rápida será la cura.

Curso Reequilibrio en Córdoba

Otros factores también influyen en la curación: uno es el merecimiento del enfermo, otra las condiciones ambientales donde se viva. También hay que tener en cuenta que algunas enfermedades se originaron en otras vidas y por lo tanto para su curación es necesaria cierta comprensión sobre el origen de la enfermedad y la movilización de recursos espirituales por parte del paciente para superarla. Asimismo, no hay que olvidar que ciertas enfermedades pueden estar ligadas al tiempo de permanencia  en este plano de existencia, y, por lo tanto, el protocolo de sanación es, en este caso, la preparación idóneapara un tránsito armonioso y en paz.

El acto de curar puede realizarse en cualquier lugar, independiente del espacio donde se ejecuta, de la religión del sanador o de otros factores. De hecho, no hay que olvidar que Jesús curaba en cualquier parte. Tampoco es necesario conocimientos de anatomía humana, fisiología o patología. Si el sanador posee estos conocimientos le ayudarán a comprender la naturaleza de la enfermedad y como tratar al enfermo. Pero no son imprescindibles. De hecho, los apóstoles eran personas muy simples, con poco o ningún conocimiento de anatomía, y no por eso dejaron de curar.

Dos factores importantes para ser sanador son el estudio y la disciplina. El estudio de una técnica estructurada que le permitan comprender y ejecutar mejor el proceso de sanar, sin cansarse y sabiendo que se hace. La disciplina en la práctica es otro factor muy importante, puesto que con el paso del tiempo el sanador tenderá al desarrollo de sus capacidades mediúmnicas, y cuando esta aflore será preciso un cauce moral por donde fluir, en este caso la pertenencia a un grupo de sanación ayudará a su correcto encauzamiento y desarrollo.

Cuando acudimos a recibir Reequilibrio Energético Integral o sanación, es importante que asumamos la responsabilidad de nuestra propia sanación, de nuestro propio proceso, recordando que hay sanación cuando hay esclarecimiento y comprensión.  El resultado de este proceso es una apertura progresiva del corazón al amor incondicional y una inevitable expansión de la conciencia, lo que transformará nuestras relaciones, mejorará nuestro entorno, y por ende, nuestro mundo.


Salud y Desarrollo Personal organiza poderosos cursos orientados a promover el  desarrollo personal, profesional y espiritual en diferentes ciudades de España.

También disponemos de un Área Terapéutica de acupuntura, homeopatia, medicina floral, psicoterapia y astrología psicológica.

Un mundo de posibilidades para ti. Información (34) 932 071 003