El amor y sus circunstancias

Cuentan que el dios romano Cupido tenía dos clases de flechas, unas de oro que inspiran la pasión y otras de plata que incitaban el odio. A los enamorados lanzaba sus flechas plateadas, mientras a los que se mostraban indiferentes les lanzaba doradas. Con tales desencuentros se divertía el dios del amor. 

Las separaciones son inevitables en nuestra vida. Al nacer, nuestros padres nos acogieron, nos cuidaron y educaron, viviendo en el seno de una familia. Pero a pesar del apoyo y amor de nuestra familia, el crecimiento nos conduce a través de un camino de independencia, que a veces acaba transformándose en soledad o en necesidad de encontrar a alguien que nos ame, nos comprenda y corresponda a nuestras ansias de amor.

Para encontrar a alguien, además de entender los tipos de separaciones o traumas causados por relaciones anteriores, es necesario que estemos preparados para este gran acontecimiento. Muchas veces, un pequeño cambio aquí o allí en nuestra actitud ante la vida será necesario para que seamos un poco más felices. Desde nuestro nacimiento grandes transformaciones ocurrieron en nosotros, insistiendo fue como aprendimos a caminar, a vestirnos, a comer. Luego fuimos a la escuela y estudiamos muchas disciplinas. Ahora si estas sólo y te gustaría compartir tu vida con la persona amada es preciso esforzarse un poco más y moldear nuestro carácter y nuestra vida para ese gran encuentro.

La felicidad se halla en las diversas coincidencias que el universo prepara diariamente para nosotros. A veces podemos pensar que nuestra vida emocional se encuentra en un gran atasco, sentimos que el tiempo pasa y nada sucede hasta convertirse en un enorme tedio. En los grandes atascos, el sentimiento de impotencia se adueña de nosotros, bajamos del coche, oteamos el horizonte, ponemos la radio en busca de noticias y nos desesperamos porque llegamos tarde a nuestro destino. Pero permíteme decirte algo, es un detalle, pero es algo totalmente cierto: No importa lo grande que sea el atasco, con mucha paciencia, un día tú llegaras al destino deseado.

Solamente el que busca acaba encontrando. Por lo tanto lo único que podemos hacer mientras dura el atasco es descansar, recobrar fuerzas para que cuando termine estemos preparados para recorrer la autopista que nos conducirá a nuestro destino.

Encontrar a la persona amada no es sólo una cuestión de persistencia, sino también de paciencia. Requiere abrir nuevas vías de relaciones, nuevas fases de búsqueda para no caer en el círculo vicioso de la repetición. Requiere apertura, visitar nuevos lugares, viajar, salir de nuestra cotidianidad para adentrarse en territorios desconocidos y descubrir que el mayor valor son las diferencias.

Muchas personas crean defensas a las nuevas relaciones, sin darse cuenta de que tal actitud conlleva continuar solos. Cuantos encuentros no se transforman en separaciones. Cuantas veces Cupido lanza sus flechas creando confusión, haciendo que nos enamoremos de la persona más inadecuada. Luego llega la inevitable separación y como resultado un alejamiento, una obstrucción al amor.

El miedo al rechazo, al abandono, actúa en ocasiones, como un verdadero atasco al amor. Para que intentarlo, - repiten. Si siempre acaba mal. No quiero volver a sufrir. Algunas personas crean esta defensa sin saber que esta creencia les hará continuar solas. No perciben que separarse puede significar crecer. La vida está llena de posibilidades de encuentros. Muchos de estos encuentros se transforman en separaciones, pero entre estas separaciones, alguna persona permanecerá siempre junto a ti.

No esperes del otro aquello que rehúsas darte diariamente. Dedica un poco de tiempo para planear nuevos encuentros y para proyectar momentos de alegría. No te quedes esperando que el destino haga lo que tú puedes hacer. Nunca pienses que tú eres el único que está buscando, piensa que en algún lugar alguien te está buscando a ti.


Frederic Solergibert Sorni

Licenciado en Filosofía y Letras por la Universidad de Barcelona. Psicoterapeuta y Consultor. Autor de "Lo que no se ve" y Bajo el árbol amigo" libros publicados en España por Ediciones Urano.

Consultor en Astrología Psicológica. Consultas en Madrid, Barcelona y Gran Canaria.

Puedes concertar una cita al teléfono 932 071 003

Para cualquier pregunta puede ponerse en contacto a través de la siguiente dirección: frederic@servisalud.com