El poder del Pensamiento Creativo

Cada ser humano tiene en él mismo el poder de crear su vida, de controlar su destino: controlando su mente.

Quizás nadie encarna el pensamiento creativo mejor que Juan -le llamaremos Juan. Un caballero de unos 60 años, cuya salud no ha hecho flaquear su espíritu. Quizás no vea tan bien como antes, pero sus ojos brillan con la luz del amor, la risa y la vida. Lo que hace que Juan sea especial es su habilidad para ver la vida como una incesante experiencia que debe paladearse momento a momento.

Quizás es este poderoso proceso de pensamiento el que percibe la gente a su alrededor y crea una espiral magnética que atrae más condiciones positivas, que, en retorno, dan resultados positivos. Quizás fue esta poco frecuente cualidad la que hizo a un empleado de los ferrocarriles abandonar su puesto en Barcelona para acompañar a Juan hasta su destino en una ciudad extraña para él; o hacer que un perfecto desconocido se tomara la molestia de devolverle su cartera robada y abandonada en una esquina de su ciudad natal. Por supuesto, esto pueden haber sido solo coincidencias, pero Juan las mira como milagros.

No es, en realidad, tan místico como puede parecer. Nuestros pensamientos dan forma al mundo que percibimos a nuestro alrededor. En una persona deprimida, la silenciosa presencia de una planta aumentará su sentido de aislamiento; pero, para un persona que piensa de forma creativa, la misma planta puede contener innumerables promesas en el brillo de su color verde, haciéndole sentirse feliz de pertenecer a un mundo repleto de objetos y seres maravillosos. Es así de simple: llenemos nuestra mente con pensamientos creativos, energéticos, felices y entusiastas y nos veremos convertirnos día a día en una nueva persona.

Desear con convicción funciona. Si te dices a ti mismo que eres una dínamo de energía, una central de creatividad y actúas entusiásticamente, tu cerebro absorberá milagrosamente este nuevo sistema de pensamiento y empezarás a vivirlo. No será simplemente un deseo más, sino la vuelta al sentido natural de la vida.

Es difícil pensar creativamente si te sientes débil físicamente. El ejercicio regular pone en marcha las ruedas del pensamiento creativo. Mientras la circulación se activa, los músculos se vigorizan, uno siente más y más el control sobre si mismo y como resultado surge el optimismo. La idea "La Vida Es Maravillosa" inicia un ciclo de salud completa en la mente y en el cuerpo. Las drogas que alteran la mente, que te elevan de la depresión, pueden parecer efectivas, pero también son dañinas. Quizás Jean-Paul Sartre escribió su último libro bajo el efecto de las anfetaminas, porque le proporcionaban un grado "extra" de inspiración, pero la capacidad de crear es una cualidad innata y debemos mirar en nuestro interior para conseguir ese "extra" sin necesidad de perjudicar nuestra salud. Como dice Juan: "Cada mañana cuando me levanto, me digo a mi mismo 'Va a ser un día maravilloso” y ¡nunca falla!"

Los pensamientos creativos tienen una compañera maravillosa: la paz. Es sorprendente cuan productiva puede ser una mente tranquila sintonizada en un proceso de pensamiento creativo. Las soluciones se precipitan. Nuevas ideas creativas florecen. Esto sucede cuando se está en perfecta armonía con el ser, todo estos inmensos dones en potencias en nuestro interior se activan. Como dice Juan: "Cuando estoy en paz con mi espíritu, puedo ver las cosas que me rodean claramente"

El pensamiento creativo puede lograrse por medio de métodos sencillos, como ser consciente de la respiración, permanecer unos minutos en silencio en contacto con uno mismo o estar en contacto con la naturaleza de forma ocasional. La vista del mar, el silencio del aire, el susurro del viento a través de las hojas de los árboles equilibran los biorritmos y restauran los procesos mentales a su sintonía natural. De vuelta a casa, basta con permitir que estas mismas imágenes se repitan en la mente.

Y si en ocasiones la mente se desliza hacia las preocupaciones, los miedos y el pesimismo no es razón para preocuparse, ya que las ideas creativas ya han echado raíces y crecerán hasta convertirse en un frondoso árbol.

Hoy día, el planeta como un todo está implicado en una gran tarea creativa: conservar y restaurar el medio ambiente. Como dice Juan "La protección del medio ambiente empieza en mi. La solución de los problemas nace en mi". Y es cierto, el secreto está en empezar en la mente, purificándola de negatividades y empapándola de pensamientos poderosos, inspiradores y creativos, que transformen nuestra vida y la de aquellos que nos rodean y les devuelva completamente su plenitud y felicidad naturales.

 

Frederic Solergibert Sorni

Licenciado en Filosofía y Letras por la Universidad de Barcelona. Psicoterapeuta y Consultor. Autor de "Lo que no se ve" y Bajo el árbol amigo" libros publicados en España por Ediciones Urano. Consultor en Astrología Psicológica. Consultas en Madrid, Barcelona y Gran Canaria.

Puedes concertar una cita al teléfono (34) 932 071 003 

Para cualquier pregunta puede ponerse en contacto a través de la siguiente dirección: frederic@servisalud.com