La Amistad: tres artículos para reflexionar

UN AMIGO VERDADERO

Cualquiera puede quedarse a tu lado, cuando estás haciendo lo correcto, pero un amigo verdadero permanece a tu lado igualmente si estás equivocado.

Cualquier amigo se identifica cuando te telefonea. Un amigo verdadero no necesita identificarse, pues conoces muy bien su voz.

Cualquier amigo, inicia una conversación con el boletín de novedades sobre su vida. Un verdadero amigo dice: "¿Que hay de nuevo sobre ti?"

Un amigo cualquiera cree que los problemas de los que te quejas son recientes. Un amigo verdadero dice: "Te estás quejando sobre la misma cosa desde hace catorce años. Sal de este laberinto y toma una decisión sobre ello”.

Un amigo cualquiera nunca te vio llorar. Un verdadero amigo tiene sus hombros encharcados por tus lágrimas.

Un amigo cualquiera no sabe el nombre de tus padres. Un verdadero amigo tiene el teléfono de ellos en su agenda.

Un amigo cualquiera trae una botella de vino para tu fiesta. Un verdadero amigo llega más pronto para ayudarte a cocinar y se queda hasta más tarde para ayudarte en la limpieza.

Un amigo cualquiera busca conversar sobre tus problemas. Un verdadero amigo busca ayudarte a resolver tus problemas.

Un amigo cualquiera duda sobre la realidad de tus historias románticas. Un verdadero amigo podría hasta chantajearte con todo lo que sabe.

Un amigo cualquiera, cuando te visita actúa como un invitado. Un verdadero amigo abre tu nevera y se sirve.

Un amigo cualquiera, cree que la amistad terminó cuando discutisteis. Un verdadero amigo sabe que no existe una amistad sin una divergencia.

Un amigo cualquiera espera que siempre estés cerca cuando te necesite. Un verdadero amigo espera estar siempre cerca cuando tú lo necesites a él.

 


DEFICIENCIAS

Deficiente: Es aquel que no consigue modificar su vida, aceptando las imposiciones de otras personas o de la sociedad en que vive, sin tener conciencia de que es dueño de su destino.Loco: Es aquel que no intenta ser feliz con lo que tiene.

Ciego: Es aquel que ve a su prójimo morir de frío, de hambre, de miseria, y sólo tiene ojos para sus míseros problemas y pequeños sufrimientos.

Sordo: Es aquel que no tiene tiempo de escuchar la llamada de un amigo o la súplica de un hermano. Puesto que está siempre apresurado por su trabajo.

Mudo: Es aquel que no consigue hablar de lo que siente y se esconde detrás de una máscara de hipocresía.

Paralítico: Es aquel que no consigue caminar en la dirección de aquellos que lo necesitan.

Diabético: Es aquel que no consigue ser dulce.

Enano: Es aquel que no saber dejar a su amor crecer.

Miserable: Es la peor de las deficiencias, pues son todos los que no consiguen hablar con Díos.

Amistad: Es un amor que nunca muere.

Extraído de Diccionario Particular de Márío Quíntana.

 


EL ÁRBOL DE LOS AMIGOS

Existen personas en nuestras vidas que nos hacen felices, por el simple hecho de que se hayan cruzado nuestro camino.

Algunas caminan a nuestro lado, viendo juntos muchas lunas pasar. Pero, en cambio, otras sólo las vemos durante la cortedad de un instante. A todas ellas las llamamos amigo. Existen muchos tipos de amigos. Tal vez, cada hoja de un árbol caracterice a uno de ellos. La primera hoja, la que nace del brote es el amigo madre, el amigo padre y nos muestran lo que es tener la vida. Después, viene el amigo hermano, con quien dividimos nuestro espacio, para que él florezca como nosotros. Luego, pasamos a conocer toda la familia de hojas, la cual respetamos y deseamos el bien. 

Pero el destino nos trae otros amigos, los cuales ni tan siquiera sabíamos que se iban a cruzar en nuestro camino. Muchos de esos son denominados amigos del alma. Son sinceros, verdaderos, saben cuando no estamos bien y conocen lo que nos hace feliz. A veces, uno de esos amigos del alma está en nuestro corazón. Y entonces pasa a llamarse novio, novia, enamorado, enamorada. Eso le da brillo especial ante nuestros ojos, música a nuestros labios, ligereza a nuestros pies.

Pero también hay aquellos amigos que lo son por un tiempo. Tal vez, por unas vacaciones, o aún por un día, o una hora, quien sabe. Esos suelen colocar muchas sonrisas en nuestra cara, durante el tiempo que están cerca. Pero hablando de la amistad, no podemos olvidarnos de los amigos distantes, aquellos que se quedan en las puntas de las ramas, pero que cuando el viento sopla aparecen nuevamente entre una hoja y otra. El tiempo pasa, el verano se va y el otoño se aproxima, y perdemos algunas de nuestras hojas. Algunas nacen en el próximo verano mientras otras permanecen por estaciones. Pero, lo que nos deja más felices es que las que se cayeron continúan cerca, continúan alimentando nuestra raíz con alegría. Con los recuerdos de los momentos maravillosos vividos mientras cruzaban nuestro camino. 

Yo te deseo, hoja de mi árbol; paz, amor, salud, éxito, prosperidad, hoy y siempre, sencillamente por qué cada persona es única. Siempre nos deja algo de sí y se lleva algo de nosotros. Los hay que llevaron mucho, pero no hay los que no dejaron nada. Y esa es la mayor responsabilidad de nuestra vida y la prueba evidente que dos almas no se encuentran por casualidad.


Salud y Desarrollo Personal organiza poderosos cursos orientados a promover el  desarrollo personal, profesional y espiritual en diferentes ciudades de España. 

También área terapéutica con Acupuntura, Homeopatía, Medicina Floral, Psicoterapia y Astrología Psicológica.

Información (34) 932 071 003