La Vispera de San Juan

La víspera de San Juan, el día más largo del año con casi 17 horas de luz está lleno en las escasas horas de oscuridad de su corta noche de tradiciones y ritos ancestrales.

Con San Juan llega el verano. El buen tiempo trae consigo las ansias del descanso bien ganado tras los meses de labor. Es el momento de la cosecha. La época en que maduran los frutos. El sol alcanza su máxima altura. Es el mediodía del año. La alegría de esta fiesta es explosiva y ruidosa. 

En ella son populares las hogueras, que se remontan a los cultos solares que se extendían por toda Europa y la cuenca del Mediterráneo hasta la llegada del cristianismo. Al acercarse la medianoche, se encienden grandes hogueras, cuyas llamas simbolizan la función del sol durante la noche. En este fuego se queman maderas y muebles viejos, encarnaciones de todo aquello que debe ser dejado atrás para iniciar un nuevo ciclo. Ha sido y es el lugar perfecto donde quemar nuestras ataduras al pasado tanto de objetos como de emociones y recuerdos. El momento de purificarse eliminando todo aquello que ya no se desee conservar. En algunos lugares, incluso se salta por encima del fuego como un ritual gemelo y opuesto al del bautismo por el agua. 

Es la noche mágica donde se recogen las hierbas medicinales con su máxima potencia. Como la Verbena, símbolo de pureza, que dio nombre a la fiesta. Y el momento de innumerables rituales paganos anteriores al cristianismo como el de las jóvenes doncellas que miraban un recipiente con agua clara para vislumbrar el rostro del amado aún no conocido o el rito a la orilla del mar donde las jóvenes se dejaban mojar por tres olas consecutivas para lograr fertilidad. 

¿Qué mensaje tiene la noche de San Juan en el siglo XXI?

El Solsticio de Verano que se produce por San Juan puede servirnos para reflexionar tanto como el solsticio de invierno que coincide con las fiestas de la Navidad y el fin del año. Frente a este momento de máximo recogimiento interior, de máxima introspección, San Juan es el punto opuesto, el tiempo de máxima extroversión de la Naturaleza, el momento de la cosecha y el balance de los esfuerzos realizados durante los meses anteriores. ¡Es tiempo para tomar un nuevo impulso!

¿Cuántos de los propósitos tomados ante el cambio de año se han cumplido? ¿Cuántos han sido los logros? ¿Qué cambios podemos hacer? ¿Qué podemos aprender de los errores y aciertos de estos meses? El momento de máxima expansión de la naturaleza es el momento oportuno para dar un nuevo impulso a todo aquello que funciona según nuestros deseos. Y es también el momento más propicio para corregir el curso de aquello que no se ajustó a nuestrod deseos. Preparándonos conscientemente para esta noche mágica podemos utilizar su simbolismo y su fuerza, transformándola en una ocasión especial que nos permita reiniciar nuestro impulso con amor y sabiduría.

 

Salud y Desarrollo Personal organiza poderosos cursos orientados a promover el  desarrollo personal, profesional y espiritual en diferentes ciudades de España.

También disponemos de área terapéutica con Acupuntura, Homeopatía, Medicina Floral, Psicoterapia y Astrología Psicológica.

Información: (34) 932 071 003  info@servisalud.com