Las emociones

Hay que reconocer las emociones, vivirlas, sentirlas y aceptarlas, pero no necesariamente expresarlas.

Encontrar cual es el  papel que ocupan nuestras emociones más profundas en nuestra vida cotidiana es un factor determinante para vivir felices y con éxito. 

Las emociones ocupan un papel determinante en nuestra vida. Ninguna persona puede ser eficaz y vivir al máximo sus posibilidades internas si no aprende a controlar sus emociones, tanto si tienen que ver con el anhelo de popularidad, como con sus impulsos exhibicionistas o narcisistas. La progresiva toma de conciencia de la tendencia a vivir a la defensiva, el miedo, la ira o la necesidad de reconocimiento o la inseguridad son el taller alquímico donde se forjan las grandes transformaciones. Conociendo nuestras debilidades podemos aprender a compensarlas. 

El deseo de obtener aprobación de los demás como cualquier otra emoción no es algo anormal. Sin embargo, es cierto que para algunas personas es más una obsesión que un deseo. En cualquier momento importante de nuestra vida, el desafío es siempre el mismo: evitar que ese deseo nos manipule de cualquier otra forma que no sea el de servir a nuestros intereses a largo plazo.

La honestidad pone a prueba la autoestima. Sin represión, sin rechazo y sin negar la propia responsabilidad, las personas necesitamos aprender a controlar y dominar los sentimientos y emociones que nos hacen ineficaces. Pero la capacidad de actuar de esta manera presupone un nivel alto de autoconciencia. No pueden controlarse los sentimientos que se ignoran o que se han rechazado o negado. Por el contrario, esos sentimientos reprimidos tienden a controlar a las personas.

El autoconocimiento es una de las características de las personas exitosas. Sin ella no pueden controlarse a sí mismos, incapaces de controlarse a sí mismos, no pueden controlar su relación con los demás de la forma apropiada. De este modo tenderán a perder inteligencia emocional que es el fundamento del éxito en cualquier nivel de nuestra vida.

La persona que tiene dudas importantes acerca de su capacidad de pensar, comprender, aprender o enfrentarse a los desafíos normales de la vida está en grave desventaja, en cualquier lugar o momento de su historia especialmente cuando tiene que enfrentarse a algo nuevo o desconocido.

 

Frederic Solergibert Sorni

Licenciado en Filosofía y Letras por la Universidad de Barcelona. Psicoterapeuta y Consultor. Autor de "Lo que no se ve" y Bajo el árbol amigo" libros publicados en España por Ediciones Urano. Consultor en Astrología Psicológica. Consultas en Madrid, Barcelona y Gran Canaria.

Puedes concertar una cita al teléfono (34) 932 071 003 

Para cualquier pregunta puede ponerse en contacto a través de la siguiente dirección: frederic@servisalud.com