NUESTRO MAYOR TESORO

El camino mas largo se inicia con un solo paso  - Lao Tsé.

Renacemos con el propósito firmado de la transformación personal, de sustituir las viejas tendencias instintivas de individualidad y egoísmo por las virtudes del espíritu. Aquel que no hace nada en ese sentido, es como si ya estuviera muerto, víctima de la apatía. Cual momia inmersa en un profundo letargo vive, muere y renace una y otra vez, permaneciendo en un profundo coma espiritual, a la espera del día en que las trompetas de la pasión insuflen nueva vida a su conciencia impulsándole a realizar el esfuerzo de mejorar.

Esta realidad es algo que todos tenemos que conocer. Cuando somos adolescentes o muy jóvenes permanecemos llenos de propósitos e ilusiones, pero luego y con el paso del tiempo y la vida rutinaria ese foco de vida y creatividad, en muchos se va eclipsando, para paulatinamente llevarlos, a veces en nombre de una vida responsable, a la mediocridad, permitiendo que la resignación asesine su ilusión de vivir y prosperar. Cuando este proceso se ha llevado a cabo, es normal que la víctima se sienta triste, deprimida o moralmente agotada. Así permanece hasta el día en que ve brillar una pequeña lucecita en medio de su oscura noche. Y ese día movido por esta nueva ilusión empieza lentamente a caminar en busca de la anhelada transformación espiritual.

Este es el objetivo primordial en el cual hemos de centrar nuestros esfuerzos. Aunque a veces es tan entristecedor escuchar los lamentos de los dormidos: -¡Ah! ¡Nací así, y voy a morir así! -¡Yo soy así! - ¡No puedo hacerlo!, -¡Tengo miedo!, -¡No confío en mi mismo!, ¡No tengo fuerzas!, ¡Es que estoy enfermo!.... Invierten el tesoro de su tiempo en lamentaciones, negaciones y reproches, menoscabando su plan de vida. No reconociendo su propio poder, aquel que les daría la anhelada victoria sobre si mismos.

Cuando son honestos descubren que en realidad no quieren hacer mucho para mejorar su vida. Y es que vivir conscientemente asumiendo la transformación no es fácil. Hay que reconocer que trabajar cansa y todos queremos divertimos. ¡Queremos jugar! Queremos pasarlo bien y disfrutar de todas las cosas que deseamos. Pero, ¿por qué no jugar el juego de la vida? Nosotros somos los dueños de nuestras decisiones. Todos poseemos todas las cartas. Pero en algún momento alguien nos hizo trampa. Nos dijo que éramos pobres, inútiles y dependientes. Eso es un peso inútil. Debemos soltarlo para poder ayudamos a elevarnos por encima de nuestras ataduras.

Recuerda que el tiempo es el mayor valor que poseemos y a través de la fuerza de nuestro querer podemos liberar nuestras ataduras y transformar nuestros destinos. La concienciación puede venir de forma súbita, de un momento para otro, en un instante podemos hacer que la comprensión substituya al odio, la idea de vengarse se convierta en perdón, la auto-culpa en benevolencia .

Esa toma de conciencia puede hacerse realidad con más rapidez e intensidad a través de rogar a nuestra parte espiritual, pidiendo su intervención y ayuda en la resolución de nuestras trabas espirituales. Y no de una forma religiosa, la espiritualidad está más allá de las creencias y las organizaciones, depende de la personalidad y la visión del universo de cada persona.

Así, es la plegaria individual y personal, no la mera repetición de mecánicas oraciones, la que puede traernos la fuerza que precisamos para liberarnos del orgullo y la prepotencia y ayudarnos a clarificar nuestra mente para comprender mejor la vida, ablandar nuestro corazón volviéndonos más caritativos, ganando disposición de perdonar y perdonarnos, dejando atrás los agravios. Hacernos más persona.

Revelemos nuestra divinidad interior, permitamos que nuestro benefactor espiritual actúe en nosotros. Permitamos que disuelva nuestros nudos internos haciendo posible el milagro de nuestra transformación: Convertimos en seres conscientes, llenos de amor a nosotros mismos y a nuestros semejantes.


Frederic Solergibert Sorni

Licenciado en Filosofía y Letras por la Universidad de Barcelona. Psicoterapeuta y Consultor. Autor de "Lo que no se ve" y Bajo el árbol amigo" libros publicados en España por Ediciones Urano.

Consultor en Astrología Psicológica. Consultas en Madrid, Barcelona y Gran Canaria.

Puedes concertar una cita al teléfono 932 071 003

Para cualquier pregunta puede ponerse en contacto a través de la siguiente dirección: frederic@servisalud.com