Noticias: relatos

  • 01/12/2009 - 00:52
    El Divino se sentía solo y quería hallarse acompañado. Entonces decidió crear unos seres que pudieran hacerle compañía. Pero cierto día, estos seres encontraron la llave de la felicidad, siguieron el camino hacia el Divino y se reabsorbieron a Él. Dios se quedó triste, nuevamente solo. Reflexionó. Pensó que había llegado el momento de crear al ser humano, pero temió que éste pudiera descubrir la llave de...
  • 01/11/2009 - 19:00
    Lentamente, el sol se había ido ocultando y la noche había caído por completo. Por la inmensa planicie de la India se deslizaba un tren como una descomunal serpiente quejumbrosa. Varios hombres compartían un departamento y, como quedaban muchas horas para llegar al destino, decidieron apagar la luz y ponerse a dormir. El tren proseguía su marcha. Transcurrieron los minutos y los viajeros empezaron a conciliar el sueño. Llevaban ya un buen número de horas...
  • 01/10/2009 - 19:25
    Cuenta la historia que en cierta ocasión, un sabio maestro se dirigía a su atento auditorio dando valiosas lecciones sobre el poder sagrado de la palabra, y el influjo que ella ejerce en nuestra vida y la de los demás. - "Lo que usted dice no tiene ningún valor"- lo interpeló un señor que se encontraba en el auditorio. El maestro le escuchó con mucha atención y tan pronto terminó la frase, le gritó con fuerza:  -...
  • 01/09/2009 - 17:15
    Una vez, hace mucho, mucho tiempo, vivió en Arabia un viejo hombre Sabio. Viajaba solo, sin nadie con quien hablar y dondequiera que iba la gente de daba comida para su viaje y, a veces, también pedazos de tela con qué emparchar su manto. A su vez, él les contaba historias o les daba consejos. Un día, mientras estaba sentado junto al camino, se le acercó un hombre que se quedó a su lado. - Te saludo, hijo mío. ¿Tienes hambre? Ven,...
  • 01/07/2009 - 19:49
    Cada día un grupo de amigos, mientras tomaban el té, llamaban al idiota al bar donde se reunían y le ofrecían escoger entre dos monedas: una grande de 40 dinares y otra pequeña de 200 dinares. Invariablemente escogía la más grande y menos valiosa, lo que era motivo de risas para todos. Cierto día, alguien que observaba al grupo le llamó aparte y le preguntó si todavía no había percibido que la moneda más...
  • 29/04/2007 - 08:56
    Un científico vivía preocupado con los problemas del mundo y estaba resuelto a encontrar medios para disminuirlos. Pasaba días encerrado en su laboratorio en busca de respuestas para sus dudas. Cierto día, su hijo, de siete años, invadió su santuario decidido a ayudarlo a trabajar. El científico, nervioso por la interrupción, intentó hacer que el hijo fuera a jugar a otro sitio. Viendo que sería imposible sacarlo de allí, el...
  • 19/04/2007 - 19:55
    Cuentan que hace muchos años en India había dos jóvenes que eran grandes amigos. Trabajaban en una pequeña aldea y decidieron ir a pasar unos días a la ciudad. Cuando llegaron a ella, comenzaron a caminar por las calles populosas, llenas de actividad y gentes bulliciosas. Y así fue que llegaron a una gran calle donde se encontraba un conocido burdel que estaba frente a la casa de un hombre santo muy famoso. Uno de los amigos decidió pasar...
  • 19/04/2007 - 16:48
    Un día, cuando el barbero real pasaba bajo un solitario árbol oyó una voz que decía: - ¿Aceptarías siete jarras de oro? Al oír esto, se detuvo inmediatamente y miró a su alrededor, pero nadie había excepto él. Era pues el árbol el qué había hablado y quién repitió la oferta de las siete jarras de oro. Así que se despertó la codicia del barbero, quien dijo: - Cuando la generosa...
  • 01/02/2007 - 18:48
    Un discípulo llegó muy agitado a la casa de Sócrates y empezó a hablar: “¡Maestro! Quiero contarte cómo un amigo tuyo estuvo hablando de ti con malevolencia...” Sócrates lo interrumpió diciendo: ¡Espera! ¿Ya hiciste pasar a través de los Tres Filtros lo que me vas a decir? “¿Los Tres Filtros...?” “Sí” - replicó Sócrates. El primer filtro es la VERDAD....
  • 01/12/2006 - 09:43
    Una joven se quejaba a su padre de cómo la vida no le era sencilla. Vivir no es fácil -decía la hija-. Vivir es en muchas, demasiadas ocasiones,  una suerte de carrera de obstáculos, una maratón de problemas en la cual cuando vislumbramos una solución, un final, nuevos problemas, nuevas preocupaciones acuden hacia nosotros. La vida no nos da tregua. La muchacha no sabía como seguir avanzando, creía estar a punto de darse por vencida. Estaba...