Noticias: Relatos

  • 04/03/2002 - 10:25
    No había en aquel pueblo un oficio peor visto y peor pagado que el de portero del prostíbulo... Pero, ¿qué otra cosa podía hacer aquel hombre? De hecho, nunca había aprendido a leer ni a escribir, no tenía ninguna otra actividad ni oficio. En realidad, era su puesto porque su padre había sido el portero de ese prostíbulo antes que él, y antes que él, el padre de su padre. Durante décadas, el prostíbulo había...
  • 04/02/2002 - 20:44
    Un hombre de negocios visita a un amigo en su oficina y le dice: Vengo a proponerte un buen negocio -¿De qué se trata? -preguntó el amigo. -Es muy sencillo, -contestó el negociante. -Tienes que invertir treinta mil euros en un negocio de nuevas tecnologías. Recuperarás rápidamente tu dinero, más un interés del 10% garantizado. -¿Qué quiere decir garantizado?, -preguntó. -Quiere decir que con mis bienes respaldo...
  • 04/01/2002 - 10:12
    Un día, una pequeña liebre sentada bajo un árbol frutal pensaba y pensaba constantemente. -¿Qué me ocurrirá cuando la tierra llegue a su fin?. Llevaba días cavilando en esta cuestión. Era realmente un tema importante y de un buen análisis de la situación, llegado el momento podía depender su vida. Fue en ese preciso instante, cuando con gran estrépito cayó un fruto del árbol rompiéndose junto a ella...
  • 08/12/2001 - 20:37
    El abuelito finalmente se fue a vivir con su hijo, su nuera y su nieto de once años. Ya las manos le temblaban, su vista se nublaba y sus pasos flaqueaban con el peso de la edad. La familia almorzaban todos juntos alrededor de la amplia mesa; los platos, los cubiertos y los vasos cuidadosamente dispuestos sobre el bonito mantel, conferían un aspecto de cuidada elegancia, de dignidad a la hora del diario encuentro. Pero las manos temblorosas y la vista enferma del anciano convertían...
  • 04/11/2001 - 20:56
    Un señor de alrededor de 50 años entró discretamente a un café y se sentó en una mesa desocupada. Antes de pedir su consumición, no pudo dejar de notar a un grupo de hombres más jóvenes sentados en una mesa cercana. Se estaban riendo. Y le resultó obvio que se estaban riendo y burlando de él. No tardó demasiado en recordar que llevaba puesto un pequeño lazo rosa colocado sobre la solapa de su chaqueta y que este...
  • 04/10/2001 - 20:27
    Cuando era un niño mi madre me contó esta historia: Había una vez, una joven muy rica que tenía todo lo que siempre había soñado, un marido amoroso, hijos estudiosos y considerados, una profesión que la realizaba, una familia unida. Pero lo extraño es que ella no conseguía conciliar todo eso, el trabajo y las responsabilidades le ocupaban todo el tiempo, y por más que corría siempre le quedaba algo por hacer. Cuando el...
  • 04/06/2001 - 20:48
    Era el día libre de Juan y como siempre que tenía tiempo libre decidió ir a jugar al golf. Había sido una semana dura acosado por los abogados de su ex esposa que le reclamaban la pensión que hacia meses que no abonaba. “Un poco de golf siempre relaja”, pensó. Cuando estaba jugando el segundo hoyo vio un sapo al lado del green. Primero no le prestó mucha atención, pero cuando estaba a punto de golpear la bola, escuchó...
  • 04/05/2001 - 20:20
    Dos amigos viajaban por el desierto y en un determinado punto del viaje discutieron por una tontería, nada importante, enfurecido finalmente uno, le dio una bofetada al otro. Este, ofendido, sin nada más que decir, descendió del camello y arrodillándose en la ardiente arena, escribió con un dedo sobre ella: “Hoy, mi mejor amigo me abofeteó en el rostro”. En silencio siguieron adelante hasta llegar a un oasis donde resolvieron bañarse....
  • 04/04/2001 - 20:41
    Su situación no era en modo alguno envidiable. De hecho, Pedro pensaba que todo le salía mal. Ganaba una miseria teniendo que trabajar muchas horas, su novia lo acababa de dejar y sus perspectivas de futuro no parecían mejores. La empresa donde trabajaba iba de mal en peor y aunque varias veces había intentado cambiar de trabajo, nunca lo había conseguido. Solo, casi sin ningún amigo, pasaba las horas reprochándose su debilidad y amargándose por su...
  • 04/03/2001 - 20:12
    Al igual que cada año, al iniciarse el nuevo curso, la profesora María miró a sus alumnos de 5º grado de primaria y les dijo con una gran sonrisa que a todos los quería por igual. En su interior sabía que mentía, puesto que en el fondo de la clase, desparramado sobre su asiento en la última fila, estaba un niño llamado Juan González. La profesora María había observado a Juan y no le gustaba. Había notado que no...