Ven a reírte de la crisis

Las carcajadas provocan efectos positivos, tanto físicos como psicológicos, y son un hábito saludable que conviene poner en práctica cada día. Es por ello que el sábado 19 de diciembre, por la tarde, celebraremos en Barcelona el tradicional encuentro de Navidad, bajo el título: Ven a reírte de la crisis. Un acto a beneficio de la Fundación Educalia Mundi.

Umberto Eco urdió toda una trama policíaca entre los muros de una abadía en la Alta Edad Media para exponer el poder de la risa. En “El nombre de la rosa” se suceden incluso crímenes para ocultar al pueblo la defensa que supuestamente hiciera Aristóteles sobre la bondad de las carcajadas. Esto es, por supuesto, ficción, pero no está exenta de realidad, ya que hubo tiempos y lugares -aún los hay- en los que lo sensato y maduro es permanecer serio, taciturno, incluso hosco. La risa y un buen humor frecuente se asociaban con frivolidad e inmadurez. Afortunadamente, las investigaciones, como aquella que imaginara el escritor y semiólogo italiano, han avalado algo que la sabiduría popular intuía y hoy la ciencia demuestra: reír es saludable, incluso en los tiempos de crisis.

Vivimos tiempos difíciles, bombardeados de noticias inquietantes, por doquier aparece la palabra crisis, haciéndonos creer en un futuro incierto. Oímos que la economía se retrae, invitándonos a consumir menos. Incluso los que no sufren de crisis dejan de consumir. Al parar el consumo muchos pierden su fuente de ingresos con lo cual la crisis aumenta, multiplicándose las noticias sobre cierres y despidos, resultando de todo ello en aún menos consumo. Ante una situación tan difícil es de vital importancia liberarnos y emprender acciones que nos vitalicen aportándonos recursos personales que nos permitan hacernos fuertes ante las dificultades.

Sigmund Freud atribuyó a las carcajadas el poder de liberar al organismo de energía negativa. Esta capacidad fue científicamente demostrada cuando se descubrió que el córtex cerebral libera impulsos eléctricos negativos un segundo después de comenzar a reír. En lógica relación con esta evidencia, en los últimos lustros se ha afianzado la risa como terapia. Cuando reímos, el cerebro emite una información necesaria para activar la segregación de endorfinas, específicamente las encefalinas. Estas sustancias, que poseen unas propiedades similares a las de la morfina, tienen la capacidad de aliviar el dolor, e inclusode enviar mensajes desde el cerebro hasta los linfocitos y otras células para combatir los virus y las bacterias. Las endorfinas desempeñan también otras funciones entre las que destaca su papel esencial en el equilibrio entre el tono vital y la depresión. De ellas depende algo tan sencillo como estar bien o estar mal. Como se puede comprobar, aprender a reír es algo más importante de lo que parece a simple vista.

Las carcajadas provocan efectos positivos, tanto físicos como psicológicos, y son un hábito saludable que conviene poner en práctica cada día. Ante la actual crisis económica podemos reaccionar con pesimismo o alegría. Si reaccionamos permitiendo que la intranquilidad y el sentimiento de amenaza se instalen en nosotros veremos nuestras capacidades menguadas por el abatimiento que supone la tristeza o la desesperación, mientras que una actitud alegre o divertida nos infundirá el optimismo necesario para enfrentarla.

Entristecerse, apesadumbrarse o imaginar un futuro terrible no ayuda a resolver ninguna crisis, más bien contribuye al conformismo y al abandono de la búsqueda de oportunidades. La risa, el optimismo, la alegría por si mismo tampoco resuelve, pero nos invita a obtener una actitud mucho más resuelta y emprendedora. No debemos olvidar que la risa tiene el efecto terapéutico de disolver el estrés, aliviar la depresión y potenciar un actitud más esperanzadora ante la vida.

Este año dedicaremos el tradicional encuentro de Navidad a sumergirnos en el poder sanador de la risa, para ello  contaremos con la presencia del José Vicente Soldevila, quien además de Licenciado en Psicología es uno de los mejores especialistas en Terapia de la Risa de nuestro país. Además, como cada año, contaremos con la presencia de Frederic Solergibert, Presidente de la Fundación Educalia Mundi quién nos hará contactar con nuestro niño interior a través de la magia de los Reyes Magos.

Durante este acto se recaudaran fondos con destino a los cientos de niños que Educalia Mundi sostiene en Brasil. Si no puedes asistir a este acto puedes contribuir ingresando tu donativo en la cuenta de la Fundación Educalia Mundi de La Caixa 2100-0869-18-0200146387 Muchas gracias por tu colaboración.


Salud y Desarrollo Personal colabora con la Fundación Privada Educalia Mundi la cual desarrolla proyectos para la ayuda de niños y adolescentes en las favelas de Sao Paulo, Brasil.

Tú también puedes colaborar. www.educaliamundi.org