Jerusalén, la cuna de los grandes profetas. Diciembre 2005

JERUSALÉN, LA CIUDAD TRES VECES SANTA

A veces sucede cuando viajas que hay lugares de los que esperas mucho y están a la altura, pero también sucede en ocasiones que lugares de los que no esperabas nada en especial están por encima de toda expectativa. Jerusalén se asocia con las noticias sobre Oriente Medio, se asocia con los viajes de parroquias, se asocia con un lugar lleno de religión y de ideologías. Y el tópico se cumple, Jerusalén está repleto de religiosidad, de formas de vida contrapuestas, de historia, pero también guarda muchas sorpresas.

Una ciudad, que durante 3000 años, ha sido objeto de luchas por poseerla debe tener algo especial. Es una ciudad donde las civilizaciones literalmente están una encima de otra hasta el punto que no es posible decidir al hacer excavaciones arqueológicas que capa conservar: ¿la de Saladino, la templaria, la bizantina, alguna de las romanas, las de Herodes, Salomón o David? Al recorrer el túnel de los Asmodeos excavado junto al muro del templo –el famoso muro de las lamentaciones- caminas bajo las calles del viejo Jerusalén pero entre el adoquinado de la vía Dolorosa y tu cabeza hay 6 u 8 ciudades que desaparecieron bajo las construcciones de los nuevos habitantes.

Esta acumulación de hechos, esta densidad de historia es percibidle desde el primer momento que llegas a la ciudad. Es una atmósfera tan densa que incluso dio lugar a un trastorno psicológico: el síndrome de Jerusalén, un nuevo síndrome Sthendal. Es una ruptura del propio sentido común que hacer perder la lógica y está causado no por un exceso de belleza, sino por la suma de ideología, religión e historia que se dan en la ciudad.

En la explanada del Templo

Y es que fuera del tópico, poder visitar y emocionarse por igual en el Muro de las Lamentaciones judío, la Cúpula de la Roca musulmana y el Santo Sepulcro cristiano más allá de creencias religiosas te hace entender la densidad de vivencias que se han acumulado aquí durante miles de años. Emoción vivida y compresible por igual para creyentes y no creyentes. La atmósfera dentro de las murallas es palpable: al cambiar del barrio judío al musulmán o al cristiano, cambian las miradas de los habitantes, del rechazo al afecto o a la indiferencia, cambian los olores, las formas de las casas o de los templos. La ciudad hacia la que judíos, cristianos y musulmanes se dirigían para rezar, puerta del cielo y lugar de lucha para todos donde cada calle, cada capilla es aún motivo de disputa. Donde cristianos etíopes, maronitas, ortodoxos rusos y griegos, católicos y evangelistas reproducen en sus luchas entre ellos las peleas comunes con judíos y musulmanes. La ciudad del amor universal, el lugar donde ha de volver el Mesías para millones de personas, encierra en sus calles y capillas secretos aún por descubrir de misticismo y revelación personal. Perderse en sus callejuelas al anochecer y descubrir tras una esquina un franciscano o un rabino con las mismas ropas y creencias que hace cientos de años te hace consciente de que el tiempo se mueve de forma diferente según cada fe y creencia. 

 

La información que aparece en esta página es únicamente informativa. La mantenemos para que puedas ver las características de los programas culturales que organiza Salud y Desarrollo Personal

 

Jerusalén · Acre · Megido · Belén · Masada · Qumram ·  Mar Muerto. La cuna de los grandes profetas

 

La Madre Tierra es nuestro hogar y recorrerla nos muestra nuevas realidades. Así como nuestra casa tiene diferentes habitaciones, el planeta contiene numerosos países, reinos y lugares que debemos recorrer antes de abandonarlo. Al recorrer el mundo descubrimos que somos tan sólo un reflejo de su vastedad. Aspectos de nosotros que permanecían fuera del alcance de nuestra conciencia son descubiertos, al mismo tiempo que potenciales que permanecían latentes en nosotros, son avivados.

Descubrir el planeta no se puede limitar a una simple visita de sus hermosos lugares turísticos, a menudo excepcionales. Quien quiera abarcar toda la riqueza y profundidad que emanan de sus paisajes, ha de saborear cada lugar, paso a paso, y conocer sus leyendas y sus misterios.

¿Qué buscaban los Templarios en Jerusalén? ¿Por qué Abraham, Isaac, Jacob, Jesús, Juan Bautista y Mahoma entre otros habitaron en ella? ¿Cuál es el misterio de los pergaminos del Mar Muerto? ¿Qué secretos tenían los Esenios? ¿Perteneció Jesús  a la comunidad de Qumran?

Te invitamos a vivir una experiencia que recordaras mientras vivas. Un viaje 100% seguro, lejos de zonas conflictivas y bajo una óptica diferente a la de los viajes parroquiales, nos adentraremos en una cultura en donde lo sagrado y lo profano se mezclan. Todo ello en compañía de buenos amigos y con la confortabilidad que nos caracteriza.

Únete a nosotros en lo que sin duda será una vivencia de amistad y sabiduría.

 Frederic Solergibert y  Ángel García

 

NUESTRO ITINERARIO

Sábado, 3 de diciembre 2005: Madrid o Barcelona – Tel Aviv.

Presentación en el aeropuerto seleccionado (Barcelona o Madrid) a primera hora de la mañana. Trámites de facturación y embarque. Salida en vuelo regular de la compañía Iberia con destino al aeropuerto Ben Gurion de Tel Aviv. Llegada a las 15.45 horas. Traslado en autocar a nuestro hotel ****,  asignación de habitaciones e inicio de una visita panorámica nocturna a esta ciudad, levantada a orillas del Mediterráneo y actual centro económico del país. Daremos un paseo por la antigua ciudad de Jaffo, convertida hoy en un interesante barrio de artistas. Cena en un restaurante de ambiente cosmopolita y alojamiento en el hotel.

Domingo, 4 diciembre 2005: Tel Aviv – Acre  - Megido - Jerusalén

Desayuno buffet en el hotel. Partimos en dirección al norte del pequeño estado de Israel. Vamos al encuentro del legado de los antiguos Caballeros Cruzados de Tierra Santa. Llegada a Acre, cuya ciudad antigua fue edificada sobre las ruinas de la ciudad de los cruzados, desde entonces subterránea. Realizaremos una fascinante visita a la Ciudadela subterránea, a través de intrincados pasadizos se llega a la cripta que servía a los caballeros como iglesia, refectorio y sala de reunión del consejo de guerra. El puerto actualmente  pequeño y recoleto, podía acoger, bajo los cruzados hasta sesenta navíos. Es muy bonito pasear por  la  calle  del  mercado,  repleta de atractivos puestos de frutas, verduras y artesanos. Almuerzo.

Por la tarde, en ruta hacia Jerusalém, nos detendremos para conocer las  ruinas de la antigua ciudad de Megido. Es en este lugar sitúa el Apocalipsis de Juan el último combate del Bien sobre el Mal.

Llegada a la Ciudad Santa al anochecer, donde realizaremos la Ceremonia de bienvenida (Saludo a Jerusalén) desde el Mirador del Monte Scopus.

Alojamiento en el Hotel Novotel (****), perteneciente a la cadena francesa, muy bien ubicado, a 15 minutos a pié de la ciudad amurallada de Jerusalén.

Lunes, 5 diciembre 2005: Jerusalén y Belén

Desayunoen el hotel. Por la mañana subiremos al Monte de los Olivos, comenzando por el lugar donde la tradición marca el lugar de la Ascensión, la iglesia del “Dominus Flevit”, con un precioso mirador sobre la ciudad vieja, el Cementerio Judío y el Huerto de los Olivos, en que algunos de estos árboles son anteriores a la época herodiana. Después de esta preciosa visita tomaremos el almuerzo.

Por la tarde nos desplazamos a la ciudad de Belén. Está a solo 7Km de  Jerusalén, donde visitaremos la Basílica de la Natividad, uno de los lugares más venerados del mundo. En la Cueva del Nacimiento, una estrella indica el lugar del pesebre donde nació Jesús. A continuación se visitará un taller de artesanía de madera de olivo ya que Belén fue y sigue siendo el corazón del comercio de este arte.

Regreso a Jerusalén y alojamientoen el hotel.

Martes, 6 diciembre 2005: Mar Muerto – Masada - Qumram

Desayunoen el hotel. Saldremos hacia Masada, junto al desierto de Judea. Este bastión, que fue palacio de Herodes, está considerado una de las esencias del pueblo judío. Aún hoy se puede ver perfectamente la rampa que construyeron los romanos en su asedio. Descenderemos al Mar Muerto situado a 400 metros bajo el nivel del Mediterráneo. El baño en este lugar es obligado; sus aguas son terapéuticas y la experiencia es única ya que su elevada salinidad hace que el cuerpo flote.

Almuerzo en un restaurante de la zona de  Qumram. Es en esta ciudad fundada por los Esenios, donde fueron hallados los famosos y reveladores Manuscritos del Mar Muerto. Visitaremos el recinto arqueológico para después regresar a Jerusalén.

Alojamiento en nuestro hotel.

Miércoles, 7 diciembre 2005: Jerusalén

Desayunoen el hotel. Esta mañana la dedicaremos a conocer la ciudad vieja de Jerusalén. Visitaremos la Basílica del Santo Sepulcro, cuya espiritualidad y energía sobrecoge por igual a creyentes y agnósticos. A continuación visitaremos el Túnel de los Hasmoneos.

Después del almuerzo, seguiremos nuestra visita al Museo de la Torre de David, donde encontraremos una magnífica presentación de la historia de Jerusalén a través de los tiempos. Seguidamente pasearemos por el Barrio Judío donde visitaremos una sinagoga y terminaremos nuestro recorrido en el Muro de las lamentaciones.

Regreso al hotel y alojamiento.

Jueves, 8 diciembre 2005: Jerusalén

Desayunoen el hotel. Esta mañana la dedicaremos a conocer la ciudad moderna. Un recorrido panorámico nos llevará por los barrios residenciales, la moderna zona univesitaria, el edificio del Al Knesset (Parlamento) entre otros. Nos detendremos a visitar el recientemente modernizado Museo del Holocausto.

Almuerzoen el restaurante de un kibbutz y breve recorrido por las instalaciones del kibbutz para conocer este original modo de organización comunitaria.

Por la tarde iremos al Monte Sión, cercano a la denominada Puerta de Sión, en la Ciudad amurallada. Visitaremos la tumba del Rey David y el Cenáculo, lugar en que según la tradición se realizó la última cena.

Cenade despedida y alojamiento en nuestro hotel.

Viernes, 9 diciembre 2005

Jerusalén – Tel Aviv – Barcelona o Madrid

Desayunoen el hotel. Dispondremos de unas horas libres para despedirnos de esta maravillosa ciudad. Sobre las 13 horas, traslado al aeropuerto de Tel Aviv. Trámites de facturación, embarque y salida a las 15.05 en vuelo regular de Iberia. Llegada a Barcelona a las 20.40 horas y a Madrid a las 22.40 horas.

Organización técnica: Viajes Magíster. GC-588

Imágenes: 
Fecha de Publicación: 
Vie, 18/07/2008