Sri Lanka - La Perla del Índico - Agosto 2010

EL VIAJE QUE NOS LIBERA

 

El pasado mes de agosto (2010) tuve la ocasión de regresar a la llamada “perla del Índico” la antigua isla de Ceylán, hoy conocida como Sri Lanka. La isla verde, cubierta de campos de té y repleta de bellas construcciones. Un viaje de dos semanas en compañía de excelentes amigos. 

Estoy convencido de que es absolutamente imprescindible viajar para desarrollar una conciencia planetaria, para descubrir que la Tierra es un lugar muy pequeño y que el rincón más perdido del planeta está al alcance de mi mano. Creo que es erróneo pensar que el lugar donde vivo es el centro del universo y que, por tanto, es mejor que cualquier otro. La mejor forma de conocernos a nosotros mismos es aprender cómo viven los demás y experimentar como su forma de vivir nos hace sentir.

Existen magníficos libros de viajeros que cuentan de forma magistral cómo son los habitantes, los paisajes y la cultura de los países que visitan. También existen soberbios documentales que nos muestran el mundo en pantallas de televisión, pero las máquinas más sofisticadas jamás podrán sustituir los auténticos sonidos, luces, colores, aromas y sabores de cada lugar. Para descubrirlos es necesario llevar a cabo el gran viaje, donde cuenta más la emoción personal, la mirada del viajero, las ansias de conocer al extraño que el propio lugar de destino.

El mejor viaje es aquel que se hace despacio, relajadamente y en compañía de buenos amigos. Justo por todo ello recordaremos siempre con cariño los maravillosos instantes vividos este verano en Sri Lanka. Donde la belleza del lugar se entremezclaba con la simpatía y la amabilidad de sus gentes. Lo más destacado no es la visita de hermosos lugares, sino la inconfundible sensación de ser testigo de otra forma de vida, de otra concepción del mundo. Aunque las ropas o la lengua fueran distintas e impidieran una comunicación fluida, en las miradas era posible percibir, si se miraba con atención y respeto, otro mundo, otro cosmos. Un ritmo diferente de caminar, de respirar, de vivir. Un regalo maravilloso del pueblo cingalés a los europeos que los visitan.

Y uniéndolo todo, los maravillosos templos budistas y los trayectos que los separan. Construcciones diferentes en cada localización, con formas diametralmente opuestas, siempre elaboradas, siempre armónicas. Rebosantes de espiritualidad. El budismo llego muy pronto a Sri Lanka enraizándose, desarrollando una cultura basada en el respeto a la naturaleza, en el amor al prójimo. No es una religión, nos comentaba nuestro guía, sino una filosofía de vida. 

Y así avanzamos en un viaje extraordinario, mezclándonos con manadas de elefantes, respirando el aire limpio de las plantaciones de té. Y siempre, por encima del goce de los sentidos, la experiencia interior, los momentos de belleza, la irrepetibilidad de unos instantes mágicos. La experiencia de contemplar el inacabable verdor de la selva a nuestros pies, desde la mismísima habitación en Kandalama o aquella cena a más de 2000 metros de altura, rodeados de plantaciones de té en el exquisito Tea Factory Hotel, o la belleza del paisaje que solo puede superarse si después de cerrar los ojos para meditar en silencio, los abres lentamente para contemplar como el paisaje a tus pies se ilumina transformado con un resplandor que no existía unos momentos antes.

Emoción ante la belleza, gozo de compartir momentos inolvidables junto a personas amigas. El mar, la comodidad del hotel, los largos paseos en la playa. Descanso, los masajes, el Ayur Veda milenario y como no, la diaria cita ante la joyería del hotel para en grupo iniciar el preliminar y natural regateo que antecede a la compra de las fascinantes piedras preciosas: zafiros de un azul intenso, zafiros amarillos, acaramelados. Y así, cada día de vuelta a la joyería, en grupo, para tratar de obtener el mejor precio. Para luego juntarnos en el bar, antes de cenar para hacer cuatro risas que nos recuerdan que somos amigos, un grupo de amigos viajando juntos.

Historia, cultura y arte. Selvas. Inmensos Budas en piedras labradas y una espiritualidad diferente. Sonrisas abiertas y ojos brillantes sobre tejidos llenos de color. Montañas cubiertas de vegetación que cambian de color mientras el sol se pone. Y, sobre todo, la experiencia de compartir durante tantos días risas, canciones, silencios, comidas, viajes... ¡En una palabra: amor!

Frederic Solergibert

 

Este viaje se realizó en Agosto del año 2010. La información que aparece en esta página es únicamente informativa. La mantenemos para que puedas ver las características de los programas culturales

          

Nuestro Itinerario 

Lunes, 2 de agosto – BARCELONA/MADRID - COLOMBO

Presentación en el aeropuerto de Barcelona o Madrid a la hora indicada. Trámites de facturación y salida 16.25 horas en vuelo regular de la compañía Qatar Aiways con destino a Doha. Enlace con el vuelo de la compañía Qatar Aiways directo hasta Colombo. Servicio de comidas y noche a bordo.


Martes, 3 de agosto -  COLOMBO

Llegada a Colombo a las 8.15 horas. Tras los trámites de aduana y  a diferencia de los viajes organizados, que a fin de abaratar costes continúan rápidamente el viaje hacia el interior de Sri Lanka, nos trasladaremos al Hotel Hilton (5*****), donde dispondremos de toda la mañana para asearnos, reponer fuerzas en la piscina del hotel, o simplemente descansar.

Por la tarde visitaremos Colombo, la capital de Sri Lanka realizando una visita panorámica de la ciudad, visitaremos la Torre del Reloj, el antiguo Parlamento situado en el Fuerte, la zona residencial y el Memorial Bandaranaike.

Almuerzo, cena y alojamiento en el Hotel Hilton (5*****)


Miércoles, 4 de agosto – COLOMBO - KANDALAMA

Desayuno buffet. Después del desayuno salida hacia Pinnewalaen, en donde realizaremos una hermosa visita a un orfanato de crías de elefante. Almuerzo en el Hotel Diyadahara, un bonito y pequeño hotel de estilo colonial con una bonita vista al lago. Continuación hasta Kandalama, un lugar de gran belleza natural, donde los reyes cingaleses construyeron enormes lagos artificiales en torno a la ciudad. Es la zona base ideal para descubrir el Triángulo Cultural. Llegada y tarde libre para relajarse en la piscina de nuestro maravilloso hotel.

Cena y alojamiento en el Hotel Kandalama. (5*****)


Jueves, 5 de agosto – KANDALAMA – SIGIRIYA – POLONNARUWA

Desayuno buffet. Salida hacia Sigiriya en donde visitaremos la fortaleza del rey Kasyapa, construida sobre la llamada “Roca del León”, aproximadamente a 200 metros de altura sobre la jungla y considerada como una de las ocho maravillas del mundo antiguo. Durante el ascenso veremos los frescos de las “Doncellas Celestiales”, situados en una cueva de la pared vertical del monte. Almuerzo en el Hotel Giritale.

Después del almuerzo continuaremos hacia Polonnaruwa, antigua capital de Sri Lanka, durante los siglos XI y XII, Patrimonio de la Humanidad. Sus monumentos dispersos por la jungla nos hacen imaginar la grandeza de su pasado. Visitaremos el sitio arqueológico, el Palacio Real, las cuatro estatuas de Buda de Gal Viharaya, el Salón de Audiencias, el Baño del Loto y la estatua del Rey Parakramabahu.

Cena y alojamiento en el Hotel Kandalama. (5*****)


Viernes, 6 de agosto –  KANDALAMA – DAMBULLA – KANDY

Desayuno buffet. Después del desayuno continuaremos nuestro viaje hacia Dambulla, parte del triangulo cultural declarado por la UNESCO, donde cinco cuevas-templo del siglo I A.C. albergan más de 150 estatuas de Buda, de todos los tamaños y en diferentes posiciones. Sus frescos en muros y techos se conservan en excelente estado.

A continuación nos trasladaremos a Matale, donde visitaremos el jardín de las especias de las que Sri Lanka, la antigua Ceylán es exportador mundial. Para proseguir luego nuestro viaje hasta a Kandy, Almuerzo en el Hotel Earls Regency.

Kandy, la ciudad de las montañas, fue la  última capital de los reyes cingaleses. Construida sobre colinas en torno a un lago artificial es un importante lugar de peregrinación budista, debido a que en uno de sus templos se conserva una importante reliquia: Un diente de Buda. Pasearemos por el bazar, visitaremos alguno de sus centros artesanos y, naturalmente, el “Templo del Diente de Buda”, muy venerado por albergar esa reliquia. Asistencia a un show de música y danza tradicionales.

Alojamiento en el Hotel Earls Regency (5*****).


Sábado, 7 de agosto – KANDY - PERADENIYA

Desayuno buffet  en nuestro hotel.

Salida hacia Peradeniya para visitar su espectacular  jardín botánico, con especies tropicales sorprendentes. Almuerzo en “Arts and Craft center”. Tarde libre para relax, compras.

Cena y alojamiento en el hotel Earls Regency (5*****)


Domingo, 8 de agosto – KANDY - NUWERA ELIYA.

Desayuno buffet en nuestro hotel.

Continuaremos nuestro viaje ascendiendo hacia Nuwara Eliya, situada en una de las más bellas rutas del país, entre verdes montañas e inmensos campos de té y cascadas, como la de Ramboda. Almuerzo en el Hotel Ramboda Falls, situado frente a esta hermosa cascada. En este fresco y relajante lugar visitaremos las plantaciones de té y veremos el proceso de elaboración de uno de los mejores tés del mundo: El té de Ceylan.

Cena y alojamiento en el Hotel Tea Factory (4*****)


Lunes, 9 de agosto -  NUWERA ELIYA – ELLA - YALA

Desayuno buffet en el hotel. Salida hacia el Parque Nacional de Yala, considerada actualmente la mayor reserva natural del mundo de leopardos. Almuerzo en el Hotel Yala Village. Safari en jeep. En el parque, junto a los leopardos comviven otros animales como son los elefantes, cocodrilos, águilas, ciervos y numerosas aves acuáticas.

Cena y alojamiento Hotel Yala Village (4****)


Martes, 10 de agosto – YALA –GALLE -BENTOTA

Desayuno en el hotel. Salida hacia Galle, ciudad situada al sudoeste de Sri Lanka, a 119 kilómetros de Colombo. Antiguamente conocida como “Punta de Calle”, fue fundada en el año 1600 como un puerto marítimo amurallado, por los portugueses. En 1643 fue tomada por los holandeses, y sobrevivió gracias al fuerte que ellos construyeron.

Galle posee muchas bellas y elegantes mansiones coloniales y sus artesanos se especializan en encajes, tallado de ébano y piedras gemas, como el zafiro azul. Cerca Galle hay hermosas playas en donde se puede practicar el buceo.

Almuerzo en Galle.

Después del almuerzo, saldremos en dirección de Bentota, ciudad costera de Sri Lanka, famosa por sus playas doradas y por sus especialistas en el antiguo arte de curación hindú llamado Ayurveda.

Cena y alojamiento en el Hotel Taj Exotica  (5*****).


Del miércoles, 11 al viernes 13 de agosto -  BENTOTA

Días de descanso para relajarse en las magnificas instalaciones de este lujoso hotel situado frente una playa paradisiaca. El hotel cuenta con un SPA, especializado en lo mejor de los tratamientos del Ayur Veda Hindú, el antiguo sistema védico de rejuvenecimiento y masajes con aromaterapia. El hotel cuenta con aulas de Yoga, así como otras actividades complementarias. Es un lugar ideal para serenar la mente y dar descanso a nuestro cuerpo.

Desayuno, cena y alojamiento en el Hotel Taj Exotica  (5*****).


Sábado, 14 de agosto – BENTOTA – MADRID - BARCELONA

A la hora indicada, traslado al aeropuerto y embarque en el vuelo regular de la compañía Quatar Airways, vía Doha. Llegada a Madrid el mismo día a las 15:10 horas, continuación viaje a Barcelona.

Este viaje fue organizado por Salud y Desarrollo Personal con la colaboración de VIAJES MAGISTER GC-588

Imágenes: 
Fecha de Publicación: 
Dom, 01/08/2010